Actualidad

27 Febrero 2018

¿Es la digitalización diferente del MES?

La idea de que las nuevas tecnologías digitales sustituyen al sistema de ejecución de fabricación (MES) es confusa y arriesgada. Una iniciativa de digitalización seria debería comenzar con un buen sistema MES/MOM.

La idea de que las nuevas tecnologías digitales sustituyen al sistema de ejecución de fabricación (MES) es confusa y arriesgada. Una iniciativa de digitalización seria debería comenzar con un buen sistema MES/MOM.

Hemos estado hablando de la digitalización casi todos los días. La digitalización se ha convertido en la principal iniciativa de muchas empresas manufactureras, y se han asignado grupos de trabajo y fondos para lograr el objetivo.

La transformación digital parece que está destinada a perturbar el funcionamiento de las empresas, creando organizaciones totalmente diferentes. Con frecuencia, la iniciativa de digitalización está relacionada con la adopción de algunas tecnologías nuevas y prometedoras como el cloud computing, el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) o Machine learning. Todos ellos prometen resolver de forma fácil y barata los problemas que han afectado a las empresas durante años, creando nuevas oportunidades en el camino. Los sensores inteligentes y la disponibilidad de datos mejorada permitirán nuevas soluciones técnicas y modelos de negocio, y cualquier empresa que no aproveche estas nuevas oportunidades tendrá dificultades para competir con las que las adopten con mayor rapidez.

No sólo es verdad, sino que ya está sucediendo. Tenemos varios ejemplos en el mercado B2C, y está impactando rápidamente en el espacio B2B también.

Sin embargo, en toda esta discusión, hay un punto importante que a menudo se pasa por alto: lograr la digitalización no requiere la implementación de todas estas nuevas tecnologías; incluso la implementación antigua de sistemas de ejecución de fabricación (MES) o sistemas de gestión de operaciones de fabricación (MOM) está permitiendo la iniciativa digital. De hecho, en cierto modo, diría que MES/MOS es el verdadero facilitador de una transformación digital y que todas las demás tecnologías son sólo nuevas herramientas para implementar funcionalidades MES simples o más sofisticadas. Ni siquiera es necesario tratar de darle nuevos nombres a MES en un intento de hacerlo más atractivo o moderno, al menos desde el punto de vista del marketing. He oído hablar de Super-MES, Hyper-MES, MES 4.0 y Smart-MES -todas las maneras de tratar de captar la atención de los clientes que simplemente necesitan implementar un sistema MES o MOM bueno y confiable.

Implementar un MES es básicamente implementar un sistema de IT para las operaciones. Soporta con un enfoque computarizado las funciones y procesos más importantes que caracterizan la vida de una determinada planta. Esencialmente digitaliza el proceso de producción, recolectando, transfiriendo y manipulando datos de forma digital para proporcionar información a las personas adecuadas, en el momento y lugar adecuados. ¡Se está volviendo digital! Y usted puede hacerlo utilizando la mejor, más funcional y rentable tecnología que tenga disponible: sensores inteligentes para recoger datos de fuentes que de otro modo no estarían disponibles, nube para almacenar datos y ponerlos fácilmente a su disposición sin necesidad de una infraestructura de TI compleja y arriesgada, aprendizaje automático o inteligencia artificial para mejorar los datos y comprender sus complejas correlaciones para crear información utilizable, y analítica y visualización para presentar la información en un formato que sea más intuitivo y eficaz para el consumo humano. Al final, está creando una solución MES.

Implementar un MES es básicamente implementar un sistema de IT para las operaciones. Con un enfoque digitalizado abarca las funciones y procesos más importantes que caracterizan la vida de una determinada planta.

Es importante entender eso, porque hay una diferencia significativa entre hablar de MES/MOM y hablar de todos los otros enfoques. Muchos clientes tienen la idea de que el MES es un término antiguo y que el nuevo enfoque digital lo hace inútil, es decir, que podrían lograr mejores resultados con las nuevas tecnologías. Esto es confuso y arriesgado. Las empresas fabricantes necesitan entender claramente que la optimización de las operaciones industriales pasa por la implementación de una solución que les ayude a gestionar mejor lo que ocurre en la planta, tanto en términos de procesos productivos como de procesos organizativos. Debe ser una solución que conecte digitalmente y sin fisuras la estrategia definida por los directivos con la implementación en el taller; una solución que potencialmente permita la conexión y coordinación no sólo de los procesos dentro de la planta, sino de los procesos de toda la cadena de suministro de la empresa.

Esta es la razón por la que una iniciativa de digitalización seria, en la fabricación comienza por considerar la implementación de un buen sistema MES/MOM. La tecnología a utilizar es sólo una decisión colateral importante, pero colateral.

Vía Automation World

¿Quieres estar al día de lo que se mueve en Elara?